6 aspectos al elegir entre un departamento nuevo o usado
Inversión

6 aspectos al elegir entre un departamento nuevo o usado

Publicado el 3 de enero del 2024
6 aspectos al elegir entre un departamento nuevo o usado

La elección entre comprar un departamento nuevo o uno usado es una decisión crucial que influye no solo en tu inversión financiera, sino también en tu estilo de vida y comodidad a largo plazo. Ambas opciones presentan ventajas y consideraciones específicas que deben tomarse en cuenta al momento de preguntarse: “¿cómo adquirir un departamento?”

Por ese motivo, en este artículo te presentamos los aspectos fundamentales que debes tener en cuenta al tomar la decisión entre un departamento nuevo y uno usado en el mercado inmobiliario. ¡Comencemos!

1. Costos iniciales y financiamiento

Los costos iniciales varían significativamente entre departamentos nuevos y usados. Los nuevos pueden tener un precio más elevado debido a las comodidades modernas y la construcción reciente. Por otro lado, los departamentos usados pueden requerir menos inversión inicial y ofrecer oportunidades de negociación.

¿Buscas inmuebles a menos precio? Si es así, te conviene adquirir un departamento en preventa, es decir que esta propiedad aún no se ha terminado, pero puedes comprarla por anticipado. Recuerda que este tipo de inmueble tarda unos meses en entregarse, pero su precio podría incrementarse con el tiempo.

En algunas zonas un departamento nuevo llega a ser más caro que uno usado. Por eso es importante consultar diversas opciones de departamentos en venta antes de tomar una decisión. Considera tus capacidades financieras y las opciones de financiamiento disponibles para determinar cuál opción se adapta mejor a tu presupuesto.

2. Estilo arquitectónico

Un factor primordial al comprar un inmueble es el estado físico del inmueble y su estilo arquitectónico. Los departamentos nuevos suelen ofrecer la ventaja de tecnologías modernas, diseño contemporáneo y sistemas actualizados.

Por otro lado, los departamentos usados pueden tener un encanto único que vaya con tu estilo de vida, pero es esencial evaluar su estado de conservación y la necesidad de posibles renovaciones.

3. Mantenimiento y renovaciones

El nivel de mantenimiento y la necesidad de renovaciones son elementos a considerar. Una de las ventajas de los departamentos nuevos es que generalmente requieren menos mantenimiento inicial, ya que todos los componentes son recientes. En contraste, los departamentos usados pueden necesitar actualizaciones y renovaciones según su antigüedad.

En ese caso, debes preguntar por los desperfectos y las reparaciones, concretamente cómo se gestionan. Si presentar solicitudes de reparación es demasiado tedioso o las reparaciones suelen llevar mucho tiempo, puede que no sea el mejor lugar para vivir.

Si la respuesta es vaga, también es una señal de alarma. Probablemente significa que las reparaciones no se gestionan con la eficacia que deberían. Por tanto, evalúa si prefieres la comodidad de lo nuevo o estás dispuesto a asumir proyectos de renovación.

4. Ubicación y accesibilidad

La ubicación es un factor clave en la decisión inmobiliaria. Los departamentos nuevos a menudo se construyen en áreas en desarrollo, mientras que los usados pueden estar ubicados en vecindarios establecidos.

Es fundamental elegir tu vivienda en una zona en la que te sientas cómodo desde el punto de vista de la seguridad. Te recomendamos investigar las estadísticas de delincuencia y el grado de seguridad. Del mismo modo, debes escoger un inmueble que se encuentre cerca a una avenida principal, de este modo llegarás a tu destino mucho más rápido.

Asimismo, es esencial que evalúes la proximidad a servicios esenciales, como colegios, universidades y centros comerciales, para determinar qué ubicación se alinea mejor con tus necesidades y estilo de vida.

5. Amenidades

Los departamentos nuevos suelen ofrecer una gama de comodidades modernas, como gimnasios, piscinas y áreas recreativas. Una de las desventajas de los departamentos usados es que podrían carecer de las comodidades que hay en los condominios o edificios.

Una ventaja de comprar un departamento con áreas comunes es que puedes realizar dentro de tu edificio las actividades para las cuales regularmente debes salir. Considera qué aspectos valoras más y cómo estas comodidades contribuirán a tu calidad de vida.

6. Potencial de inversión

Investigar el historial de valorización de propiedades en la zona es esencial para evaluar el potencial de inversión. Los departamentos nuevos pueden ofrecer un potencial de apreciación a largo plazo debido a su modernidad y tecnologías.

Por otro lado, los departamentos usados pueden ya haber experimentado una apreciación y pueden ofrecer oportunidades de compra a un precio más bajo. Por tanto, considera este tipo de información al momento de tomar la decisión de compra.

Factor Primordial Comprar Inmueble Grupolar


Entonces, ¿
qué es mejor un departamento nuevo o usado? La elección entre estas opciones depende de tus prioridades, necesidades y preferencias individuales. Evalúa detenidamente cada aspecto, desde el estado físico hasta la ubicación y el potencial de inversión, antes de tomar una decisión. ¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda! 
¿Estás interesado en encontrar un hermoso departamento? En Grupo Lar contamos con más de 50 años de experiencia en la construcción de diversos proyectos inmobiliarios a nivel nacional e internacional. ¿Te interesa saber más? ¡Contáctanos para obtener más información!

Tags

Compartir en:

Suscribirse

Suscribete A nuestro contenido